image 128

Un vistazo a una crítica al protagonista de Mushoku Tensei: Jobless Reincarnation

A continuación, un extracto de una reseña escrita por Guive Samii para el sitio Comic Book Resources, que hace énfasis en el protagonista de Mushoku Tensei: Jobless Reincarnation:

2021 ha sido un gran año para el anime. La película de Demon Slayer se estrenó finalmente en occidente e incluso se animó su arco de Entertainment District. Por no mencionar que la temporada final de Attack on Titan fue lanzada por Mappa, que también fue responsable de la increíble serie Jujutsu Kaisen que también se emitió ese año. Incluso Boruto, una serie con la que muchos fans se han mostrado un tanto negativos, se hizo popular en la corriente principal y presentó una de las mejores peleas del anime. Incluso con todas esas series de renombre, Mushoku Tensei: Jobless Reincarnation consiguió destacar entre la multitud.

Con una premisa interesante, un gran elenco de personajes y una animación realmente magnífica, Mushoku Tensei: Jobless Reincarnation era un anime que lo tenía todo y más. Con todo ello, no es de extrañar que sea considerado por muchos como el mejor anime de 2021. Por desgracia, tiene un problema real y es uno que podría arruinar la serie: su protagonista.

image 127

Rudeus Greyrat es el hombre que renació en este nuevo mundo cuando era un bebé. Al haber renacido con todos sus recuerdos e incluso su personalidad de su vida anterior, esta reencarnación es básicamente una segunda oportunidad para él. Tiene todo el conocimiento y la experiencia que adquirió a lo largo de 34 años en su vida anterior, pero también le da una perspectiva más “adulta”.

En su vida anterior, Rudeus estaba encerrado desde el instituto. Después de ser acosado sin piedad por sus compañeros, se dio por vencido en la vida y se negó a salir de su casa por miedo a más tormentos. Esto le llevó a convertirse en un auténtico recluso y ermitaño que sobrevivía gracias a la amabilidad y comprensión de sus padres. Lo que le ocurrió hace que sea fácil simpatizar con él, pero la persona en la que acabó convirtiéndose, o quizá siempre fue, es un pervertido espeluznante, y eso es decir poco.

Desde su resurrección, Rudeus ha estado obsesionado con el sexo hasta el punto de que llamarlo perverso sería un eufemismo. De recién nacido, disfrutaba del acto de amamantar por razones poco puras. Antes de poder hablar, se aventuró a intentar robar la ropa interior de las mujeres de su casa, utilizando su edad para salirse con la suya en el evidente acoso sexual. ¡Incluso escuchaba a sus padres teniendo sexo como un acto de placer!

image 126

Todo lo que ya se ha mencionado es bastante malo, pero lo peor que ha hecho Rudeus tiene que ver con el acicalamiento. Sin falta, cada vez que Rudeus conoce a una chica de su nueva edad (“nueva” en el sentido de la edad que tiene en su nueva vida), inmediatamente empieza a intentar formular planes para conseguir que quieran tener sexo con él. Utiliza sus conocimientos sobre el comportamiento humano, así como su perspectiva adulta de su antigua vida, para manipular sutilmente a chicas que aún no han pasado por la pubertad para que lo encuentren atractivo y se enamoren de él.

Toda la situación es increíblemente pervertida y moralmente reprobable, obviamente. Es cierto que biológicamente tiene la misma edad que las chicas con las que hace esto, pero mentalmente es más de 30 años mayor que ellas. Es como si un pedófilo habitara en el cuerpo de la misma edad de sus presas y utilizara sus conocimientos y experiencia para tener éxito en sus objetivos enfermizos, pero se saliera con la suya porque en realidad no es mayor que sus objetivos.

Independientemente de la edad de su cuerpo, Rudeus tiene la edad mental suficiente para comprender todo el peso de sus acciones y deseos. No mira a estas chicas como lo haría un niño o un preadolescente, sino como un adulto que sabe cómo aprovecharse de los niños. A decir verdad, su edad biológica añade técnicamente una capa a la situación que hace más difícil decir si sus atracciones son o no erróneas, el hecho de que se pase toda la temporada 1 intentando preparar a dos chicas distintas para que se acuesten con él hace que todo parezca mucho más siniestro.

image 125

Es comprensible que alguien en su misma situación esté interesado en aprovechar su segunda oportunidad. Tiene sentido que intente disfrutar de esta vida tanto como sea posible y que experimente todas las cosas que quería pero nunca hizo, incluyendo el sexo, pero la forma en que Rudeus lo hace cruza muchas líneas morales y éticas diferentes. Morir virgen no le da a nadie un pase para actuar como lo hace.

Lo único que le impide ser un depredador sexual en toda regla es que es un niño y no es violento, pero qué importa eso cuando manipula a niñas prepúberes para que se enamoren de él. Y lo que es peor, la serie no intenta mostrar lo malo que es cualquiera de estos comportamientos. Lo pinta claramente como un desviado, pero nunca como uno que es realmente peligroso, aunque según todos los estándares obvios lo es. No es un personaje que agreda violentamente a una mujer, pero ¿es mucho mejor engañar a las mujeres para que le den lo que busca? En todo caso, enmarca el momento en que pierde su virginidad con una niña de 15 años como un momento conmovedor, en lugar de ser el producto de años de manipulación y sutiles manejos.

Dicho todo esto, es una pena que este sea el protagonista de una serie tan grande porque realmente es increíble. Incluso el viaje y el crecimiento de Rudeus son interesantes para ver cómo se desarrolla. Por desgracia, una vez que todo su personaje se pone en perspectiva, es difícil ignorar las cosas que, para empezar, nunca deberían haber formado parte de la serie. ¿Vale la pena ver Mushoku Tensei: Jobless Reincarnation? Sin duda, pero ¿podrá escapar para siempre de la oscura sombra dejada por su protagonista? Quién sabe.