Visual 11

La fiscalía pide prisión para el fundador de Ufotable por evasión fiscal

El juicio final para el estudio de anime Ufotable y su fundador Hikaru Kondo tuvo lugar ayer en un Tribunal de Distrito de Tokio, y el 10 de diciembre se dictará el veredicto final contra el estudio y su antiguo presidente. Tanto el estudio como el fundador fueron acusados de evadir impuestos, y Kondo fue acusado de tomar los beneficios de la cafetería del estudio y trasladarlos a una caja fuerte de su casa.

Visual 11

En los alegatos finales, los fiscales acusaron a Kondo de ser “egoísta y codicioso” y afirmaron que Kondo “autorizó implacablemente una contabilidad fraudulenta cuando los beneficios aumentaron considerablemente, con una planificación bien preparada y sofisticada para su operación secreta”. Los fiscales también afirmaron que el dinero no sólo se utilizaba para financiar las producciones de anime, sino también para comprar propiedades inmobiliarias a su nombre.

Se alega que Kondo trasladó los ingresos de los cafés de Tokio gestionados por ufotable a una caja fuerte en su casa, e hizo declaraciones falsas del impuesto sobre la renta en 2015, 2017 y 2018, ocultando unos 441 millones de yenes (4 millones de dólares) a la Oficina Regional de Impuestos de Tokio, que presentó una denuncia contra Kondo y Ufotable en abril de 2019. Esto permitió a Kondo supuestamente evadir el pago de unos 109 millones de yenes (990.413 dólares) en concepto de impuesto de sociedades, y 28 millones de yenes (254.437 dólares) en concepto de impuesto sobre el consumo, lo que supone un total de más de 138 millones de yenes (1,25 millones de dólares). La cantidad de impuestos adeudados en el juicio de hoy es mayor que la acusación de julio de 2021, pero menor que los cargos iniciales de junio de 2020.

Kondo, que ya confesó los cargos en el primer juicio, respondió a la acusación diciendo que no evadió impuestos “para obtener un beneficio personal”, sino que “el intento de hacer un buen trabajo resulta en una pérdida [financiera]”. La fiscalía pide una multa de 40 millones de yenes (unos 352.000 dólares) para la empresa, que se suma al pago ya efectuado a las autoridades, y una condena de 20 meses de prisión para el fundador. El veredicto final se dictará el 10 de diciembre.

Fuente: TBS News