unnamed file

El anime Let’s Make a Mug Too comienza una serie de audio-dramas

El lanzamiento digital del drama de voz “Let’s Make a Mug Too” se ha decidido en el mercado integral de obras creativas “BOOTH“. En la sala del club, en una cafetería y, a veces, en casa de alguien, los cuatro hablan de lo que han hecho, sin editar y en crudo. Vamos a poner un micrófono en el lugar donde se encuentran los cuatro, y a disfrutar de la intrascendente pero emocionalmente interesante vida cotidiana de Himeno Toyokawa, Sanka Kurashi, Naoko Naruse y Toko Aoki, que no se representó en el anime. Es un servicio de audio sin precedentes que te hace sentir como si estuvieras allí mismo, vigilándolas desde la distancia.

¿De qué trata Let’s Make a Mug Too?

La ciudad de Tajimi es muy conocida por su cerámica Mino y por ser la ciudad natal de la madre de Himeno Toyokawa. Considerada una leyenda en el mundo de la cerámica, la madre de Himeno falleció repentinamente cuando éste tenía cuatro años. Sin embargo, su legado sigue vivo en las docenas de tazas únicas que adornan el nuevo restaurante de los Toyokawa en Tajimi. Tras mudarse a la ciudad recientemente después de la quiebra de la empresa de su padre en Tokio, Himeno lleva algunas de las tazas de su madre a su primer día de instituto en un intento de hacer amigos. Una de las personas que se interesa inmediatamente es Mika Kukuri, una excéntrica chica de la clase de Himeno que pronto le presenta a Tooko Aoki, la presidenta del Club de Cerámica. Tras conocer las aportaciones de su madre al club y a la forma de arte, Himeno pide permiso a su padre para unirse, lo que éste le concede gustosamente. Junto con Mika y su amiga de la infancia Naoko Naruse, Himeno entra en el Club de Alfarería para continuar con el querido trabajo de su madre y descubrir su propia pasión por el oficio.

Fuente: Anime Recorder

© プラネット・日本アニメーション/やくならマグカップも製作委員会