image 112

El anime My Dress-Up Darling tuvo un comienzo sólido y muy bien aceptado entre los fanáticos

Los fans del cosplay se alegran: My Dress-Up Darling ha estrenado por fin su esperado primer episodio, y es tan adorable como se esperaba. My Dress-Up Darling, que ya cuenta con un 8,39 en MyAnimeList, es un romance centrado en el cosplay y es una adaptación del exitoso manga Sono Bisque Doll wa Koi wo Suru. El protagonista, Gojo Wakana, es el nieto de un fabricante de muñecas tradicional japonés y un completo solitario. Tras un incidente bastante traumático en el que su único amigo rechazó su amor por las muñecas, el pobre Gojo ha tenido problemas para hacer amigos desde entonces.

En lugar de ello, pasa sus días perfeccionando su oficio, cosiendo ropa para las muñecas que fabrica su abuelo. Hasta que un día, la popular Marin Kitagawa entra por casualidad en su mesa. Ella parece conocer su nombre aunque nunca han hablado, y después de otro encuentro después de la escuela en el que pilla a Gojo con una máquina de coser, le enseña con entusiasmo el traje que ha hecho. Después de que él critique sus habilidades de costura con demasiada dureza, ella le ruega que la ayude a hacer el cosplay de sus sueños. Él acepta tímidamente, y así comienza esta historia de amor nerd en colaboración.

image 111

Desde el principio, Gojo se lamenta de su falta de vida social y ve a Marin como alguien de un mundo completamente diferente. Cree que ella nunca se relacionaría con él, y cuando lo hace, piensa que debe ser una especie de casualidad. Desde un punto de vista superficial, sus personalidades son polos opuestos cuando se compara la personalidad solitaria de Gojo con el modo de ser ruidoso de Marin. Sin embargo, son sus puntos en común los que les atraen el uno al otro.

Su interés mutuo por la ropa es lo que las une inicialmente. Marin revela que intentó coser su traje en la misma habitación que usa Goju en la escuela después de que se rompiera su antigua máquina de coser. No sólo eso, sino que sus extravagantes aficiones, casi tabúes, que la sociedad les presiona para que oculten, es algo que también tienen en común. Marin es objeto de burlas por su afición al anime por parte de un chico que coquetea con ella, pero no duda en regañarle y reñirle por ello. En cambio, el desafortunado desencuentro de Gojo con su único amigo del pasado afectó por completo a su vida social cuando ella se disgustó al descubrir que le gustaban las muñecas, ya que “las muñecas son para las niñas”.

image 110

Marin acabaría siendo la primera persona que ha hecho un cumplido a Gojo por algo que le gustaba. No sólo eso, sino que también parece empatizar mucho con él. Cuando se ve a Gojo limpiando la clase él solo después de las clases, Marin le anima a defenderse más y a no dejar que los demás le presionen. Es muy probable que esto se deba a su experiencia, ya que Marin también puede haber sido intimidada y presionada por su gusto por el anime y el cosplay. Aunque a primera vista son diferentes, en el fondo son iguales en muchos aspectos, y los fans estarán encantados de ver cómo florece su relación.

Desde sus adorables situaciones incómodas hasta sus momentos insoportablemente dulces, esta serie tiene un enorme potencial. En particular, Marin, que está maravillosamente animada y es definitivamente un material de Best Girl, tendrá todas las miradas puestas en ella durante las próximas semanas a medida que se desarrolle la historia. My Dress-Up Darling se emite todos los sábados en Funimation y Crunchyroll.