ufotable

El presidente de Ufotable es declarado culpable de evadir el pago de impuestos

El Tribunal de Distrito de Tokio ha dictado un veredicto de culpabilidad y una sentencia contra el fundador, director representante y presidente del estudio de anime ufotable, Hikaru Kondo, acusado de violar la Ley del Impuesto de Sociedades y la Ley del Impuesto sobre el Consumo al no pagar 138 millones de yenes (unos 1,25 millones de dólares) en impuestos. Kondo ha sido condenado a 20 meses de prisión, pero la sentencia queda suspendida durante tres años. (Si Kondo se mantiene en buena conducta durante tres años, no cumplirá condena en prisión).

fate 1

El tribunal comentó que la esposa de Kondo, que actuaba como contable de la empresa, se mostró reacia a manipular la declaración de impuestos de la empresa, pero Kondo insistió, lo que demuestra una “fuerte intención” de cometer el fraude. En el sitio web de la empresa, ufotable emitió un comunicado en el que reconocía la sentencia, pedía disculpas a los fans de la empresa y a todas las partes relacionadas, y afirmaba que utilizará el incidente como una oportunidad para avanzar hacia un nivel de producción más sostenible que se mantenga dentro de los límites legales.

Kondo admitió la acusación de violar la Ley del Impuesto de Sociedades y la Ley del Impuesto sobre el Consumo al no pagar 138 millones de yenes (unos 1,25 millones de dólares) en impuestos en una audiencia preliminar del Tribunal de Distrito de Tokio el 17 de septiembre. Durante la misma audiencia, Kondo emitió una disculpa, admitiendo que pensaba que su evasión fiscal “no traería problemas a [ufotable]”.

La fiscalía dijo en su declaración de apertura que ufotable y Kondo ocultaron parte de los ingresos de los cafés y la mercancía de la empresa entre 2015 y 2018 para amortiguar futuras caídas del negocio. El estudio supuestamente ocultó unos 441 millones de yenes (unos 4 millones de dólares) en ingresos. Tras la acusación formal de Kondo y ufotable el 9 de julio, ufotable reconoció la acusación de la Fiscalía de Tokio, y aseguró que la empresa ya había presentado una declaración de impuestos corregida y había pagado la cantidad correspondiente.