824099

El creador de Gundam, Yoshiyuki Tomino, y la creadora de manga, Yumiko Ooshima, son distinguidos como personas de mérito cultural

La cadena pública japonesa NHK ha informado hoy de los destinatarios del Reiwa 3 (2021) de la Orden de la Cultura y del premio a las Personas de Mérito Cultural, que se entregarán en una ceremonia en un hotel de Tokio el 4 de noviembre.

Entre las 9 personas galardonadas con la Orden de la Cultura, entre las que se encuentran el ex jugador de baloncesto profesional Shigeo Nagashima y Syukuro Manabe, meteorólogo y climatólogo que ganó el Premio Nobel de Física 2021 por su trabajo en el uso de ordenadores para modelar el cambio climático, y las 21 Personas de Mérito Cultural, se encuentra el creador de Moblie Suit Gundam, Yoshiyuki Tomino, y la creadora del manga Wata no Kuni Hoshi, Yumiko Oshima.

824099

La Orden del Mérito Cultural se creó en 1951 para conceder a los galardonados una pensión, que en 1985 era de 3,5 millones de yenes (30.700 dólares) al año, después de que la nueva Constitución de Japón prohibiera que los premios patrocinados por el gobierno tuvieran beneficios. La Orden de la Cultura elige a los galardonados de los años anteriores como Personas de Mérito Cultural. Ambos son elegidos por el Primer Ministro japonés del momento a personas que han contribuido al avance y desarrollo de la cultura japonesa en distintos ámbitos.

Yoshiyuki Tomino recibió la distinción de Persona de Mérito Cultural por ser un pionero del anime, especialmente por la creación del subgénero de “robots reales” del género mecha con Mobile Suit Gundam. Las huellas de la serie pueden verse hoy en día en todo el mundo en nuevas series de anime, películas de Hollywood e incluso recreaciones a tamaño real de Gundam que se mueven. Tomino está considerado como uno de los directores de anime más influyentes de su época y sigue trabajando en la franquicia hasta el día de hoy.

Yumiko Oshima es más conocida por la serie de manga Wata no Kuni Hoshi (también conocida como La estrella de Cottonland), que le valió el premio Kodansha Manga Shojo de 1978. Oshima es considerada una pionera del manga shojo, además de popularizar el tipo de personaje catgirl con Chibi-neko en Wata no Kuni Hoshi, que se publicó de 1978 a 1987 en la revista LaLa de Hakusensha. Es conocida por formar parte del Grupo del Año 24, un conjunto de creadores de manga shojo que transformaron el panorama del shojo, pasando de historias sencillas a relatos complejos y enriquecedores que mezclaban la política, la sexualidad y la feminidad, algo que estaba prohibido en el manga para niñas antes de la Segunda Guerra Mundial. Oshima sigue creando la serie de manga de historias cortas Gu-Gu Datte Neko de Aru.

Fuente: ANN